La Comisión Europea respaldará mañana en el pleno de la Eurocámara el proceso de paz iniciado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Lo hará por boca de su vicepresidente y responsable de Justicia, Libertad y Seguridad, el italiano Franco Frattini, quien ayer adelantó que también destacará como "prioridad" de la Unión Europea la lucha antiterrorista y la solidaridad con las víctimas de ETA.

Frattini, correligionario de Silvio Berlusconi, dijo ser consciente de la "sensibilidad del debate" en España, y admitió que no ha sido una ayuda la carta que Batasuna ha enviado a todos los europarlamentarios para mostrar su satisfacción por la celebración de este pleno europeo.

"LA VICTORIA DE ETA" La celebración de este debate fue descrita por el popular Ángel Acebes con una frase contundente: "ETA gana y España pierde". El secretario general del PP explicó que su partido rompió el domingo las negociaciones para acordar una resolución con el PSOE porque, más allá del texto, el PP "no quería que se debatiera nada".

Los populares insistirán en Estrasburgo en que la discusión nunca ha debido celebrarse, ya que en España "no existe un proceso de paz sino uno de cesión ante el terrorismo". Para el PP, ETA ha logrado un objetivo por el que ha matado 30 años: internacionalizar el conflicto.

La decisión de abandonar las conversaciones entre socialistas y populares europeos ha obedecido a las directrices del PP español. Alejo Vidal Quadras, representante del Grupo Popular en Estrasburgo, admitió que negoció con el socialista Elena Valenciano siguiendo la tradición del Parlamento Europeo, lo que creó expectativas. Sin embargo, el parlamentario catalán admitió que el PP no podía votar ahora una resolución sobre el proceso de paz como la aprobada en el Congreso, ya que los populares la rechazaron.

Acebes lamentó que el pleno de la Eurocámara pueda asistir "a un debate que se ha hurtado al Congreso", y anunció que pedirá la comparecencia de Zapatero para exigirle explicaciones. El número dos del PP dijo que la banda y su entorno pueden alardear de haber "superado la etapa de aislamiento internacional" y de haber "fraccionado la política antiterrorista española y europea".

Tras la reunión de la comisión permanente de la ejecutiva socialista, el secretario de organización del PSOE, José Blanco, atribuyó ayer la suspensión de las reuniones entre Valenciano y Vidal Quadras a la "nula voluntad de llegar a un acuerdo" de los populares.

Por ese motivo, lamentó que el PP se haya negado a respaldar una resolución que condena el terrorismo, apoya a las víctimas y niega el pago de ningún precio político a cambio de la paz. "Nadie entiende, ni en España ni en Europa, que los dirigentes del PP se hayan convertido en un obstáculo en el camino hacia la paz", se lamentó Blanco.