La mayoría de los grupos del Parlamento Europeo criticaron ayer con dureza la actitud del PP ante el proceso de paz en el País Vasco. El líder del grupo liberal, Graham Watson, censuró que el PP intentara abortar el debate de hoy y ahora quiera convertirlo en un juicio al Gobierno español.

La víspera del histórico debate de hoy en la Eurocámara, ayer los distintos grupos consolidaron su posición en dos grandes bloques enfrentados. El primero, mayoritario --371 escaños--, está formado por socialistas, liberales, verdes e Izquierda Unitaria, que promueven una resolución de apoyo a la voluntad del Gobierno de lograr el fin del terrorismo mediante el diálogo. El segundo, minoritario --322 votos--, lo encabezan los europarlamentarios populares, cuyo texto señala que "la UE no puede aprobar procesos que ponen en peligro los principios de la democracia y del Estado de derecho".

Para recabar el apoyo de los populares europeos, el grupo socialista promovió ayer un cambio de la propuesta de resolución para suprimir la alusión a la moción del Congreso --rechazada por el PP en el 2005-- favorable al diálogo con ETA. El nuevo texto respalda "la iniciativa de paz en el País Vasco emprendida por las instituciones democráticas españolas en el marco de sus competencias exclusivas". E. O.