EL ETARRA, recuperado de la huelga de hambre, declaró como testigo en la Audiencia Nacional en el juicio contra Belén González, Carmen, miembro de ETA, por el asesinato, en 1985, del coronel del Ejército Vicente Romero; su chófer, Juan García, y el policía Esteban del Amo.