El fiscal Jesús Alonso, que firmó la petición de 96 años de cárcel contra el dirigente de ETA Iñaki de Juana Chaos por pertenencia a ETA y seis delitos de amenazas terroristas, solicitó el martes el relevo a Javier Zaragoza, su jefe en la Audiencia Nacional, ante la imposibilidad de defender jurídicamente esa acusación en el juicio, que se celebrará hoy.

La fiscalía considera que no se puede volver a imputar a De Juana un delito de pertenencia a ETA por escribir en el 2002, cuando cumplía condena por haber matado a 25 personas, dos cartas amenazantes en el diario Gara. Alonso, según fuentes fiscales, pidió voluntariamente ser relevado de este caso.

Por eso Zaragoza, en el ejercicio de sus funciones, designó a Fernando Burgos para que hoy represente a la fiscalía en esa vista, dada su "capacidad jurídica". El fiscal pedirá una rebaja sustancial para De Juana, ya que la Audiencia ha establecido en varias sentencias que las amenazas terroristas deben ser castigadas con dos años de prisión. Ese fue el argumento que esgrimió el teniente fiscal, Jesús Santos, cuando rebajó su petición de 12 a dos años de cárcel para el etarra Iñaki Bilbao, que amenazó física y verbalmente al juez Baltasar Garzón en su despacho.

ABSOLUCIÓN Ayer la sección tercera de la Audiencia absolvió al etarra Harriet Iragi de un delito de amenazas contra funcionarios. En julio del 2005, cuando un funcionario de prisiones le obligó a levantarse de la cama de su celda, este terrorista le espetó: "¿Cuándo vais a dejar de dar por culo? Todo esto lo vais a pagar caro". Para los jueces, esas palabras "carecen del significado amenazante de naturaleza terrorista". Por ello, sugieren a Instituciones Penitenciarias que aplique una sanción disciplinaria a Iragi.