EL PARLAMENTO de Canarias rechazó ayer, con los votos del PP y CC, la proposición no de ley presentada por el Grupo Socialista en la que se proponía un pacto contra la xenofobia y el racismo en las islas. Manuela Armas, del PSOE, consideró urgente poner freno a los movimientos "racistas y xenófobos".