El colectivo que agrupa a los presos etarras reclamó ayer al Gobierno, mediante un comunicado, que proceda a la "inmediata" excarcelación de los reclusos enfermos y de aquellos que han cumplido la condena que les impuso la justicia pero continúan en la cárcel "como consecuencia de una serie de medidas de excepción". A través de la nota, enviada al Foro de Debate Nacional, este grupo exige también, "sin mayor dilación", que el resto de los presos de ETA sean traslados y "reagrupados en Euskal Herria".

El texto viene firmado por cuatro reclusos etarras --Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, Txikierdi, Argi Perurena, Anabel Egues y Daniel Dergi-- que se arrogan la representación de "700 personas encarceladas". También proclaman que "el único antídoto posible" a la "situación de excepción" que vive el pueblo vasco es "la amnistía y la autodeterminación".

Solo hay una referencia clara al proceso de paz: "Nos encontramos en un punto de inflexión en lo que se refiere a la superación del conflicto, y es hora de abrir las puertas, de una vez por todas, a la democracia vasca, para poder seguir avanzando". No hay, por contra, ninguna referencia a la necesidad de que ETA abandone la violencia, pero sí se reivindica el "derecho de autodeterminación" de Euskal Herria y la institucionalización de "lo que será un futuro Estado vasco".