Mariano Rajoy avanzó ayer que su programa para las elecciones generales de marzo incluirá un amplio paquete de medidas para facilitar el acceso de la mujer al mercado de trabajo mediante la conciliación de la vida familiar y laboral y conseguir la "igualdad real" entre hombres y mujeres.

El presidente del PP hizo el anuncio durante la clausura del congreso de Mujeres en Igualdad, un colectivo próximo al PP que eligió el pasado fin de semana como presidenta a Mercedes de la Merced. "Trabajaré para que las mujeres cambien la palabra renunciar por la palabra asumir. No quiero que haya más renuncias y sí que asumáis nuevas responsabilidades", dijo Rajoy.

El líder conservador expresó su compromiso para que el salario de la mujer sea igual al del hombre cuando su formación, productividad y responsabilidad sean iguales. Al mismo tiempo, abogó por flexibilizar los horarios de trabajo de modo que cada trabajador pueda elegir su jornada laboral "siempre que cumpla sus obligaciones".

"Yo no me conformo con eso que se llama conciliar. Quiero que seamos más ambiciosos, porque es posible serlo. Quiero que trabajar en casa y fuera de casa no sean cuestiones opuestas, sino que puedan darse y ejercerse ambas", dijo Rajoy.