La noticia de la aparición de un nuevo vídeo de los cooperantes españoles fue acogida con cautela y contenida satisfacción por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se hallaba en Bruselas participando en la reunión del Consejo Europeo. "He conocido la noticia, pero debemos ser prudentes, y máxime en estos momentos", señaló el jefe del Ejecutivo en dos ocasiones, antes de asegurar que "el Gobierno sigue trabajando intensamente con todos los medios a su alcance para poder ver pronto la liberación de los tres ciudadanos españoles".

En esta ocasión, Rodríguez Zapatero dio un pequeño paso más allá y, después de lanzar un mensaje de "tranquilidad" para familiares y amigos, pidió también "razonable confianza" ante lo que calificó como una "situación complicada". "Estamos siempre en un terreno difícil de gestionar", zanjó el presidente.