La ministra de Defensa, Carme Chacón, recibió ayer de manos del embajador belga en España, Johan Swinnen, y en representación del rey Alberto, la condecoración de Gran Oficial de la Orden de la Corona de Bélgica. Chacón destacó las "excelentes relaciones" entre ambos países y reforzó su compromiso con la defensa y seguridad europeas.

El homónimo belga de la condecorada, Pieter de Crem, resaltó la "capacidad negociadora" de la ministra socialista ante los desafíos institucionales de la Unión Europea (UE), y su "liderazgo" en temas como el programa aeronáutico A-400 M. Chacón, por su parte, destacó el trabajo de la Tripresidencia del Consejo de la Unión Europea, en el que España, Bélgica y Hungría "han impulsado la política común de seguridad y defensa".