La vicesecretaria general del PP andaluz, Patricia Navarro, aseguró ayer que el candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el presidente de la Junta y secretario general del PSOE andaluz, José Antonio Griñán, están llevando su "enfrentamiento político e interno" al terreno del modelo institucional que quieren para España, haciendo así referencia a la polémica sobre el futuro de las diputaciones.

Navarro consideró que las diferencias de opiniones entre Rubalcaba y Griñán en esta materia demuestran que no son capaces de ponerse de acuerdo en una cuestión tan básica e importante como es el futuro de las diputaciones, "lo cual es gravísimo, porque lo que necesita la ciudadanía", dijo, "es certidumbre y la garantía de que sus instituciones les amparan".

DUDAS Tras criticar que el PSOE esté "sembrando muchas dudas" en la ciudadanía sobre el modelo institucional que quiere para España, la dirigente del PP andaluz insistió en que su formación considera que las diputaciones forman parte esencial del engranaje institucional de la comunidad y de España.

En esta línea, destacó que el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, lleva años advirtiendo de la necesidad de reformar el modelo de las diputaciones, "creado a imagen y semejanza del PSOE, que es quien las ha gobernado en su mayoría durante 30 años".

En su opinión, el PSOE lo que quiere es "cargárselas" porque las ha perdido.