Los dos concejales del PP en el Ayuntamiento de San Carlos de la Rápita (Tarragona) han renunciado esta semana a su cargo institucional en protesta por la actuación de su partido ante los casos de presunta corrupción que afectan a la formación. Pedro Hernández y Jesús Escudero formalizaron su salida del PP y han pasado al grupo municipal de los no adscritos. "Es como si el caso Bárcenas no existiera", denuncian en su carta de dimisión, en la que denuncian la falta de respuesta de su partido ante este escándalo. "Hemos sido pacientes a la hora de esperar una explicación de nuestros dirigentes a los lamentables y escandalosos asuntos en los que está implicado el partido, pero parece que llueve sobre mojado, y los argumentarios que desde la dirección nos envían están totalmente alejados de la realidad", exponen.

Ambos concejales lamentan no haberse visto apoyados por el PP. "Todo lo contrario, palabras como por ejemplo no toca, no entréis en estas cuestiones o la callada por respuesta nos han hecho tomar esta decisión".

RESPUESTA ERRÁTICA El caso Bárcenas, de presunta financiación irregular del PP y de pago de sobresueldos a sus cargos, ha generado una respuesta cambiante, por parte de la dirección estatal del partido. Cabe recordar, por ejemplo, las diferentes explicaciones dadas por la secretaria general, Maria Dolores de Cospedal, sobre la relación contractual del PP con Bárcenas.

Los dos exconcejales del PP afirmaron que "el pueblo y la ciudadanía están por delante de las siglas de un partido". El hasta ahora portavoz municipal del PP en la localidad, Pedro Hernández, ha anunciado que el 92% de los militantes del PP en San Carlos también se han dado de baja.