El vicesecretario general de Organización del PP, Carlos Floriano, ha acusado hoy al PSOE de "levantar espantajos" y "alarmar injustificadamente" con las pensiones para sacar "unos votos del miedo" de quienes "más necesitan la tranquilidad y el sosiego" como son los jubilados.

En la clausura de un foro con alcaldes de la provincia de Cáceres, Floriano ha añadido que a los socialistas "no les preocupan ni las pensiones ni los intereses de los jubilados presentes y futuros" pero a los populares "sí" y ha prometido una reforma del sistema que evite que ningún gobierno vuelva a congelar estas prestaciones como ocurrió en 2011.

Tras lamentar que el PSOE actúe así en lugar de "ajustarse a la verdad" y de buscar el consenso "tan necesario" en pensiones, ha hecho en cualquier caso un llamamiento al principal partido de la oposición para que se preste al diálogo con el Gobierno en ésta y otras cuestiones.

Así, ha pedido a los socialistas que acepten hablar para "salir de la crisis, luchar contra la corrupción y seguir ofreciendo un proyecto de estabilidad para España y los españoles".

El "número tres" de los populares se ha quejado de que su partido haya tenido que hacer en solitario las reformas necesarias para sacar a España de la crisis porque -según su argumento- el PSOE "ha votado a todo que 'no'".

Una actitud que el dirigente popular confía en que los socialistas no tengan también con el fenómeno "más detestable" en el servicio público como es la corrupción política y espera que se unan "con seriedad y rigor" a las propuestas realizadas desde el Gobierno y que se avengan a negociar para intentar mejorarlas.

A su entender, las medidas aprobadas el pasado viernes por el Consejo de Ministros están destinadas a prevenir, evitar y, si no es posible, castigar duramente los comportamientos corruptos.

En su intervención, Carlos Floriano ha acusado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, y a los dirigentes que apuestan por la independencia de estar "hundiendo a Cataluña" en lugar de "trabajar" por los intereses de los ciudadanos de esa comunidad.

"El Gobierno de Artur Mas debería dedicarse a trabajar por los catalanes en lugar de emprender viajes a ninguna parte", ha señalado.

En su opinión, si algunos dirigentes políticos de Cataluña estuviesen "más centrados" en gobernar "a lo mejor no tendrían que quitar la paga extra a los funcionarios por tercer año consecutivo" ni se tendrían que plantear nuevos impuestos.

Si dejaran de dedicar "todos sus esfuerzos en reventar la historia", ha continuado, "quizás encontrarían más tiempo para trabajar y no tener que cerrar centros de salud" o para proponer medidas para acabar con la "fuga de empresas" que hay en Cataluña.

"No sólo están hundiendo a sus partidos, están hundiendo a su comunidad y eso sí nos importa, porque juntos salimos, pero separados se hunde a los ciudadanos de Cataluña", ha advertido Floriano.

Tras insistir en que el suyo es "el único partido que defiende con nitidez un proyecto de país", Floriano ha añadido que el PSOE "no sabe qué modelo quiere e intenta resolver sus problemas internos trasladando un problema a todos españoles".

Y de nuevo ha criticado a los socialistas por su posición ante el debate catalán proponiendo reformas "posiblemente ni entienden ni saben dónde quieren llevarnos".

Ante los alcaldes cacereños de su partido, Floriano ha insistido en subrayar que la situación económica está mejorando en España y "ya nadie habla de intervención" como hace un año, sino "de la inminencia de la salida de la crisis".

Y ha atribuido esta evolución a las reformas del Gobierno de su partido, sin las que no se habría resuelto la situación ni la suerte a la que habían "abandonado" los socialistas el país.

Ha admitido que "queda mucho por hacer", pero también ha insistido en que las mejoras no se dan por casualidad, sino porque el Gobierno se puso "manos a la obra" y no pensó en resultados electorales sino "en el bien" de quienes le votaron y los que no lo hicieron.