El diputado autonómico de Ciudadanos Ramiro Domínguez reclama "una apuesta seria" por el Corredor Cantábrico Mediterráneo y no quedarse en "solo palabras" tras la reunión ayer de los presidentes de Aragón, Javier Lambán, y Valencia, Ximo Puig, en la que mostraron su compromiso con esta infraestructura.

Para Domínguez, el Corredor Cantábrico Mediterráneo mediante el eje Sagunto-Zaragoza se trata de una infraestructura fundamental para el desarrollo y sostenimiento de Teruel, y una "vía de lucha contra la despoblación y la dispersión", según explica en un comunicado.

El diputado por Teruel de Ciudadanos en las Cortes de Aragón ha recordado que manifestó en la última sesión plenaria su preocupación por la conexión actual entre la tercera y quinta ciudad de España, e invitó a los diputados de la Cámara a realizar "un trayecto que no volverán a repetir".

Ha recordado además que por ejemplo "los coches de General Motors (GM) llegan al Puerto de Valencia por Tarragona en vez de utilizar la vía más directa".

En cuanto al desdoblamiento íntegro de la N-232, Domínguez recuerda que la licitación fue en 1993 y "todavía seguimos en la misma situación".

Ciudadanos defiende la autovía hasta Las Ventas de Valdealgorfa y vías rápidas a Castellón y Tarragona posteriormente.

El diputado recuerda que el desdoblamiento es una de las propuestas que se incluyen en el programa electoral del partido y asegura que su formación "luchará por tener representación nacional y así, cumplir con las promesas hechas a los aragoneses".