Íñigo Errejón reapareció ayer en un acto en el Congreso, tras una semana de ausencia y silencio con los que quería expresar su malestar por la destitución fulminante de Sergio Pascual como secretrario de organización. El número dos de Podemos estuvo presente en el minuto de silencio convocado en la Cámara baja por los atentados cometidos en Bruselas, una fotografía en la escalinata de los Leones a la que no ha acudido el líder de la formación morada, Pablo Iglesias.

Errejón, que declinó hacer declaraciones, coincidió con otros miembros cercanos al secretario general, como los diputados Rafa Mayoral o Miguel Vila, pero no se colocó con ellos en la escalinata, sino que se situó en la primera fila, entre el portavoz parlamentario