Por primera vez, Pedro Sánchez ha defendido los indultos a los presos independentistas en sede parlamentaria. El jefe del Ejecutivo, en su cara a cara con el líder del PP, Pablo Casado, ha insistido en las ideas que ya empezó a relatar la víspera y ha asegurado que su Gobierno tomará la decisión sobre esta medida de gracia pensando en la "convivencia de los españoles". "Hay un tiempo para el castigo y un tiempo para la concordia", ha proclamado ante los aplausos de su bancada.

Sánchez ha recordado al jefe de la oposición que él mismo, en la campaña de las catalanas del 14-F, dijo que la gestión de Mariano Rajoy ante el desafío independentista y no le había gustado. "Mantenga esa palabra", le ha retado. Además, ha señalado, si de defender la unidad territorial y cumplir la ley se trata, el que estaba gobernando cuando se celebró el 1-O y se declaró la independencia era el PP, con Mariano Rajoy en la Moncloa.

El presidente ha afirmado que el Gobierno tomará la decisión de los indultos "como si tuviera 300 escaños" y no necesitara el apoyo de los independentistas en el Congreso. En estos momentos, la mayoría parlamentaria del PSOE y Unidas Podemos, socios en el Ejecutivo, se apoya principalmente en los nacionalistas y los independentistas catalanes y vascos.

Los vaivenes de Sánchez

Casado, en su respuesta, le ha advertido de que está llegando "demasiado lejos" en su alianza con los independentistas y le ha dicho que defender "los valores constitucionales" no es "revancha" ni "cumplir la ley", "venganza". "Va a ser su epitafio [como presidente del Gobierno]", ha augurado antes de insistir en que recurrirán la decisión ante el Tribunal Supremo y asegurar que el PP volverá a la Moncloa para defender el cumplimiento de la ley. "Defenderemos la justicia, la Constitución y la nación, y no permitiremos que lo vuelvan a hacer, ni los golpistas ni usted”", ha zanjado.

Sánchez sobre los indultos: "Hay un tiempo para el castigo y un tiempo para la concordia” Agencia ATLAS / EP

El líder conservador ha iniciado su intervención recordando los vaivenes que Sánchez ha dado con este asunto, en concreto cuando, después de conocerse la sentencia de los dirigentes del 1-O, subrayó que los políticos catalanes cumplirían de forma "íntegra" la condena. “Mintió a los españoles para ganar las elecciones y al día siguiente pactó con los secesionistas para que le hicieran presidente. Ha quedado claro que se debe a ellos y no a los españoles”, ha sentenciado.

Campo pide paciencia

También se ha abordado este asunto en la pregunta planteada por el diputado del PP Luis Santamaría al ministro del Justicia, Juan Carlos Campo. El parlamentario conservador ha acusado al Gobierno de "traicionar" a los españoles y ha afeado al ministro que pida "naturalidad" ante los indultos. Campo no ha querido dar por hecho esa medida de gracia y le ha pedido que espere a que el Tribunal Supremo emita su informe y que el Consejo de Ministros dirima, un comentario que Santamaría ha considerado irrespetuoso para los españoles, por tratarlos, considera, como "lactantes a los que no se les dice la verdad". "Espero que pronto los españoles, con sus votos, nos indultarán de la condena que significa aguantar al señor Sánchez al frente del Gobierno de España", ha concluido.