Por primera vez, el Gobierno da muestras de aceptar la necesidad de modificar la ley del 'solo sí es sí', para impedir que los delincuentes sexuales puedan revisar sus penas a la baja. En los dos meses de aplicación de la ley estrella de la ministra de Igualdad, Irene Montero, más de una cincuentena de condenados han logrado recortar sus castigos. Este martes, el propio Pedro Sánchez, que cuando estalló la polémica dio un cerrado apoyo a Montero, ha admitido en una conversación informal con los periodistas que está dispuesto a hacer algún "retoque técnico" si es necesario.

Tras el acto institucional en el Congreso con motivo del aniversario de la Constitución, en un pequeño cóctel en los pasillos, Sánchez ha insistido en las bondades de la norma y en la necesidad que tenía España de aprobarla, y ha pedido tiempo para que el Tribunal Supremo unifique doctrina. Por ahora el alto tribunal ha dicho que hay que analizar "caso por caso" y, cuando le ha tocado hablar del primero, el de la Arandina, aplicó la rebaja de penas a los exjugadores. El presidente del Gobierno ha apelado a la calma para leer esa sentencia, de la que solo se conoce el fallo, y ver qué sigue haciendo el Supremo con otros casos, aunque en la conversación ha reconocido que puede llegarse a hacer algún "retoque técnico".

Las opciones para introducir los cambios

En la misma línea, fuentes del Ministerio de Justicia, también se refieren a la posibilidad de hacer "ajustes" a la norma e incluso apuntan donde se podrían introducir los cambios. Una posibilidad sería la del proyecto de la ley de eficiencia digital del servicio público de justicia y que ahora está en trámite parlamentario. Hasta el día 14 de diciembre se pueden introducir enmiendas.

En el departamento que dirige Pilar Llop no se entendió la primera reacción contra los jueces que Montero tuvo cuando llegaron las primeras rebajas por la ley del 'sí es sí' y mantienen fuertes críticas contra la titular de Igualdad por cargar contra los magistrados.

También el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha deslizado otra vía por la que se podría llevar a cabo ese "retoque técnico". Sobre todo porque la ley de eficiencia digital obligaría a tomar decisiones muy pronto. Quizá demasiado. Otra opción que se abre camino es la de la ley del bienestar animal, del Ministerio de Ione Belarra, también de Unidas Podemos, que tiene una parte de ley orgánica en lo relativo a la modificación del Código Penal. Por ahí se podría introducir una enmienda que modificara la ley del 'sólo sí es sí'. Se haría a través de una norma morada y además hay más margen de actuación porque aún quedan semanas para introducir modificaciones.

Igualdad insiste en el Supremo

Sin embargo, pese a estos múltiples planes B, en el Ministerio de Igualdad subrayan que el presidente del Gobierno sigue pidiendo esperar primero a que el Tribunal Supremo marque doctrina antes de hacer ningún cambio. Fuentes del equipo de Montero explican que la norma, que ya supuso una revolución interna cuando se estuvo debatiendo en el seno del Gobierno, salió adelante con el visto bueno del exministro de Justicia Juan Carlos Campoinforma Miguel Ángel Rodríguez. Esas fuentes muestran su "confianza" en la "experiencia" del que ha sido nombrado recientemente miembro del Tribunal Constitucional por el Consejo de Ministros y aseguran que siguieron todas sus recomendaciones.