Los regantes del Trasvase Tajo-Segura vuelven a mover ficha en el campo de las protestas. El próximo martes tienen prevista una protesta frente a La Moncloa, sede del Gobierno central en Madrid. Tras su concentración a las puertas del Ministerio para la Transición Ecológica la pasada semana, los agricultores del Levante miran ahora hacia el Consejo de Ministros, que podría aprobar el martes 24 de enero los planes hidrológicos del Tajo y del Segura, y con ello el aumento del caudal ecológico y su consiguiente recorte de agua por el Trasvase.

El Sindicato Central de Regantes (Scrats) ya ha solicitado permiso a la Delegación de Gobierno en Madrid por si en el orden del día de la reunión semanal de los ministros están las planificaciones hidrológicas.Todos los focos están puestos ahora en el Consejo de Estado y en la reunión de la comisión permanente de este jueves, que pretende emitir un dictamen sobre el real decreto del Trasvase, documento que fue modificado por el Ministerio y que dejó vía libre a la subida progresiva pero sin freno del caudal mínimo en el Tajo.

La decisión del órgano dirigido por la exconsejera de Castilla-La Mancha y exministra, Magdalena Valerio, es el último recurso de los gobiernos de la Región de Murcia, Valencia y Andalucía que alegaron contra los planes de la ministra Teresa Ribera. Los regantes no esperan sorpresas y no ven que se vuelva al documento original aprobado en el Consejo Nacional del Agua que paralizaba la subida del cauda en el Tajo si se lograba un buen estado de las masas de agua en ambas cuencas que conecta el acueducto.

Ya hay un proyecto de dictamen

El trámite del Consejo ha recaído en la sección octava, encargada de resolver los asuntos relativos al Ministerio de Transición Ecológica y presidida por el consejero permanente Enrique Alonso García. Este departamento ya ha elaborado el proyecto de dictamen, el cual está presentando este jueves al pleno del órgano.

La propuesta consta de unos 200 folios y lleva desde el pasado viernes sobre la mesa de los otros ocho consejeros permanentes, que actualmente estudian el texto. Ese consejo, integrado por nueve secciones especializadas en diversas áreas, forma parte de la comisión permanente que debatirá el proyecto de real decreto.

Este pleno de consejeros no votará el documento que ha analizado la normativa del Ministerio, sino que se abrirá un debate para estudiar punto por punto las indicaciones del real decreto y ver si se logra una unanimidad entre los integrantes. La votación por mayoría simple no se llevaría a cabo si no se alcanza un acuerdo común, algo que no suele pasar. El dictamen no es vinculante, pero el Gobierno suelte tener en cuenta, en la mayoría de casos, las indicaciones de este órgano. Murcia ha presentado alegaciones.

El PP recuerda el fracaso del Trasvase del Ebro "por los votos del PSOE"

El secretario general del Partido Popular de la Región de Murcia, José Miguel Luengo, ha subrayado que "diga lo que diga hoy el Consejo de Estado", al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, "le da igual porque la decisión de terminar con el Trasvase Tajo-Segura ya la ha tomado". Ante esto, ha recordado los precedentes socialistas, "ya pasó con el PSRM cuando con sus votos acabaron con el Trasvase del Ebro y pretenden hacerlo con el Tajo-Segura". En este sentido, ha asegurado que "nadie entiende la complicidad de los socialistas murcianos que deberían anteponer los intereses de la Región de Murcia a esa hoja de ruta de Pedro Sánchez contra el Travase Tajo-Segura". Para Luengo "es insólito que el Consejo de Ministros, con una decisión sectaria sin precedentes, vaya a recortar el acueducto en un 50 por ciento sin informes técnicos o científicos que lo avalen".


Negociaciones fracasadas

El tiempo que ha transcurrido entre lo que se votó en el Consejo del Agua y la reunión del Consejo de Estado ha servido para ver estallar un enfrentamiento directo entre el Gobierno socialista de Valencia y el Ejecutivo de Pedro Sánchez. El Ministerio no se mueve de su posición tras alinearse con la postura del Gobierno manchego y romper el pacto que alcanzó con los socialistas murcianos.

Desde el Ejecutivo de Emiliano García-Page señalaban esta mañana que esperan "que el Consejo de Estado haga un informe jurídico favorable a la propuesta del Ministerio. Y, lo que es más importante, que el Consejo de Ministros apruebe definitivamente los correspondientes decretos para ratificar esos planes". El propio jefe del Gobierno incidía en que "las leyes hay que cumplirlas y la ley del agua también". Mientras, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, se reafirma en que el Trasvase es "irrenunciable".