De Zuera a la Eurocopa: la historia detrás de la bandera más jaleada en redes sociales por los aragoneses

Cuatro veinteañeros de la localidad zaragozana están detrás de la bandera española con el nombre de Zuera que se ha colado en varios partidos de la Eurocopa

El España-Albania será su último partido antes de regresar tras una semana en Alemania

Los cuatro jóvenes de Zuera durante un partido de la Eurocopa

Los cuatro jóvenes de Zuera durante un partido de la Eurocopa / Diego Romeo

¿Qué tienen en común el España-Italia, el Bélgica-Rumanía o el Escocia-Hungría? Aparentemente, nada más allá de ser tres de los enfrentamientos que ha dejado la fase de grupos de esta Eurocopa 2024, pero no. En todos ellos, se ha colado una enorme bandera de España con el nombre de Zuera pintado sobre la franja amarilla, que sin duda, no ha pasado desapercibida para los aficionados aragoneses. Los responsables son cuatro veinteañeros zufarienses: Javier, Jaime, Pablo y Diego.

Los protagonistas de esta road trip pusieron la primera semilla de esta aventura hace meses, en octubre del pasado año y la llevaron a la práctica el miércoles 19. Lo de road trip no es una manera de hablar. Los 1.500 kilómetros que separan la localidad zaragozana y Gelsenkirchen, donde se ubica el Veltins Arena, los hicieron por carretera en autocaravana. "Quedamos a las 5 de la mañana para meter las cosas y salimos a las 7. Recorrimos Francia e hicimos parada en Bélgica por la noche. Al día siguiente por la mañana llegamos a Alemania para ver el España-Italia, que en principio era el único que íbamos a ver", cuenta uno de estos jóvenes, Diego Romeo.

La singularidad de esta historia no se queda ahí, sino en la bandera que llevaban encima que, al final, les ha llevado a hacer más inolvidable si cabe esta Eurocopa. "En el descanso del partido bajé y la puse. La gente la vio por la tele y me empezó a escribir", relata el joven. Sea como fuere, ese día por la noche decidieron comprar entradas para otro partido del día siguiente, el Eslovaquia-Ucrania. Allí también se volvió a colar Zuera. Y lo mismo, en redes y en sus móviles de nuevo el aliento de quienes veían el nombre de Zuera a más de 1.000 kilómetros de distancia: "La llevamos como la gente lleva banderas de otras cosas, no para que pasara esto, sino como curiosidad". Todo gracias a una bandera que se hizo "la tarde de antes de salir".

Diego Romeo, con la bandera española

Diego Romeo, con la bandera española / Diego Romeo

A partir de ahí los hechos se desencadenaron. Con el impacto que estaba generando decidieron ir a más partidos. "La gente quería ver la bandera en más partidos", resume Romeo. Ahí surgió la idea de hacer un crowdfunding para mitigar el impacto económico de este capricho. Y no ha ido mal. Cuando se escriben estas líneas llevan recaudados 1.930 euros gracias a 97 aportaciones de "familia, amigos, conocidos y gente de Zuera".

Una cantidad que para nada se esperaban y que ha permitido que la aventura de los cuatro jóvenes se extendiese al Bélgica-Rumania, Escocia-Hungría y, este lunes, España-Albania. "A las primeras horas ya vimos que era una locura. Nos sentimos con la responsabilidad de corresponder a la gente que nos estaba ayudando", resume.

"Una experiencia única"

Pese a la importante suma conseguida, Romeo reconoce que ha sido una "ayuda" de la que están "muy agradecidos", pero que no les ha servido para cubrir gastos. "Ni siquiera ha dado para pagar todas las entradas. Son de reventa y muchas las hemos comprado el mismo día del partido. Algunas nos han costado 400 euros cada una, otras 150 euros, otras 300 euros... las de este lunes sí las hemos cogido por los canales oficiales porque han debido de sobrar", explica, contando que a ese desembolso hay que sumar el diésel necesario para cubrir los desplazamientos que han ido haciendo y las comidas. Pero sarna con gusto no pica: "Es una experiencia única en la vida, y no nos importa gastarnos más para vivir todo esto".

Los cuatro zufrienses con las banderas de España y Escocia

Los cuatro zufrienses con las banderas de España y Escocia / Diego Romeo

En el aspecto deportivo, solo tiene recuerdos imborrables: "El ambiente en el estadio es brutal. Son partidos especiales para la gente porque vienen desde muy lejos y se vuelca. Todo el día es una fiesta total. Hemos conocido a un montón de gente". ¿Algún favorito entre el resto de aficiones? Lo tiene claro: Escocia. "Había muchísimos. Es la afición más numerosa y ruidosa".

Este lunes, en el España-Albania, será el último partido en el que la bandera española zuerificada se vea en un estadio alemán. Los cuatro regresarán al concluir el partido porque claro, todos tienes ocupaciones y obligaciones que atender. Pero antes de que termine, ya están pensando en repetir. "Hemos hablado para el mundial en Norteamérica o la próxima Eurocopa. Ojalá", sueña Romeo.

Ah. Sí, su favorita para ganar el mundial es España, claro, porque "igual no es la mejor selección de los últimos años, pero al ver cómo luchan y pelean son serios candidatos", y la victoria, según su vaticinio, llegará ante Alemania o Francia. El 14 de julio en el Olímpico de Berlín, la respuesta.