Cuando la solidaridad se pone con los brazos en jarras, cualquier cosa puede pasar. Hasta que se vista de baturra y protagonice su propio striptease en un desfile de indumentaria. Aunque el desnudo en cuestión --en la I Muestra de Indumentaria de la Asociación de Mujeres y Familiares del Medio Rural (AMFAR)-- fuera la mar de casto, ya que los calzones largos, las enaguas y las medias de garbanzo de la modelo taparan mucho más que el más discreto de los bañadores de este siglo. Entre lecciones sobre cómo vestir este tipo de indumentaria y desfiles de preciosas prendas tradicionales, el acto que llenó el pasado domingo el restaurante Garden de Zaragoza dio mucho de sí. Incluyendo algún chafardeo político cuando se explicaba que antaño no había alcalde que pudiera gobernar sin tener una capa que echarse al hombro. El candidato del PP a las próximas municipales, Domingo Buesa, tomó buena nota. Y sus compañeros de partido bromeaban: "Domingo, ya sabemos lo que te tenemos que regalar".

Amén de estas cuestiones, Pilar Bascuñana, profesora de los talleres de indumentaria de AMFAR, encabezó este curioso desfile sobre el escenario. Cita que llenó el Garden firmando el éxito de esta primera edición. Y a la cita se apuntaron mujeres de la asociación venidas de Fuendejalón, Boquiñeni, Jaulín, Casetas, Trasobares o Juslibol, además de la exeurodiputada María Antonia Avilés, la concejal popular y exdecana de Medicina, Dolores Serrat, y el también edil Modesto Lobón, que acompañaron a la presidenta de AMFAR, Conchita Lueña, en un acto que ella y toda su junta pusieron mucha ilusión.

Más de treinta modelos desfilaron sobre el escenario. Piezas curiosas con justillos, sobrefaldas y preciosas telas que imitaban antiguas creaciones. Trajes de fiesta, de labranza y pequeñas joyas que vistieron algunos niños. Y, como modelos, alumnos y colaboradores de estos talleres de indumentaria.

José María Franco, presidente de la Asociación de Esclerosis Múltiple (ADEMA), y Marité Ferraz, también responsable de la organización, supieron agradecer con su presencia el gesto de este grupo de mujeres y el grano de arena económico que se conseguía poner a su causa con lo recaudado como entrada del desfile y en el sorteo de regalos posterior. Y el propio Domingo Buesa se encargó de cerrar el acto, deseando "unas felices fiestas de la Virgen del Pilar".