La tarde del lunes estuvo dedicada a los niños en la peña Los 5000. Los chavales disfrutaron de lo lindo de la fiesta infantil, de cuya animación se encargaron dos grupos: Los payasos de Ciencia Divertida se encargaron de hacer bailar y reír a los más pequeños. El grupo Latón de latonero, por su parte, preparó juegos populares para todas las edades, ambientados con música tradicional aragonesa.

Padres e hijos jugaron a lanzar la albarca, como se hacía antaño en Vinatel, en el Maestrazgo. Los peñistas también participaron en una divertida carrera, en la que la gracia era evitar que el huevo cayera de una cuchara sujeta entre los dientes. Y, además, aprendieron a cantar el Romance del tocino.

Visto lo visto, relevo generacional no va a faltar en Los 5000. De hecho, aumentar los pequeños en la peña. Como Diego y Ester, de apenas unos meses, o los que vienen en camino. Si no, que se lo digan a Sara, que regenta el bar de la peña, o a Belén Gracia, la presidenta, ambas "embarazadísimas1.¿Cómo es un día de pilares en la peña? Pues básicamente transcurre entre recenas, vaquillas, almuerzo y vermú, por la mañana; y juegos y charanga por la tarde, regados con abundantes cañas, hasta la hora de ir a Interpeñas. Belén asegura que la relación con los vecinos de Delicias es estupenda: "son comprensivos y la gente participa" .Nuria Gracia, vicepresidenta de la peña y hermana de Belén, dice que la fiesta infantil

"está abierta a la participación de los niños del barrio y, como aquí viven muchos extranjeros, es una buena manera de fomentar la integración"