El descenso de las temperaturas y la presencia de nubes sobre la ciudad ha marcado el inicio de esta semana de fiestas, una situación que, según las previsiones del Centro Meteorológico del Ebro, tenderá a empeorar en la jornada de hoy, dejando alguna precipitación a lo largo del día. Los abrigos pueden empezar a hacer acto de presencia ante esta ola de frío.