La Misericordia congregó ayer a una generación de jóvenes espadas que corrieron idéntica suerte por más que intentaron ofrecer lo mejor de su repertorio. El encierro de los Marca no dio para nada, con toros parados, mal presentados y sin transmisión, lo que se tradujo en ausencia de trofeos en la Séptima de Feria.

La madurez evidenciada por El Juli, desde que diese rienda suelta a su precoz tauromaquia, explican el por qué de su consagración en lo más alto del escalafón, pero el matador madrileño no pudo dejar huella del talento de su toreo en su comparecencia en la Feria del Pilar.

El público le exigió, El Juli lo intentó pero los protagonistas de su lote huyeron de la pelea. "Ha sido una pena porque se han metido los dos toros muy abajo, demasiado pronto. He salido a darlo todo". Escueto, pero claro.

José María Manzanares quiso enseñar su tremenda progresión durante la temporada. Siempre estuvo muy predispuesto con el capote y la muleta. El escaso juego de sus enemigos y la mala suerte con el acero dejaron su tarde desierta de premio.

"La pena ha sido la espada en el primero. Creo que hubiese podido cortar una oreja con fuerza. Me he encontrado muy a gusto, muy bien delante de los toros. Mi último ha tenido calidad, pero no transmisión, se ha acabado muy pronto", afirmó. La escasa movilidad del toro eliminó cualquier emoción en el tendido, aunque la gente lo comprendió y le dedicó una sonora ovación.

Manzanares estuvo ayer muy arropado, con su padre y con un amigo de excepción, el golfista Sergio García, al que le brindó su segundo. "Ha sido muy especial cuando me ha dedicado el toro. Una lástima que no fuese algo mejor. Ha sido una gran experiencia venir aquí". El vencedor de la última Ryder Cup con el equipo europeo estuvo acompañado por su novia y el padre de ésta, una leyenda viva del golf, Greg Norman.

Eduardo Gallo cuajó una buenaactuación, arriesgando demasiado ante la cara de sus dos toros. Quiso demostrar su valía y entrega pero los astados no tuvieron mordiente. "Toda la tarde he estado muy dispuesto. Mi último, se ha parado muchísimo. Lo he intentado todo y creo que he estado a un nivel muy alto", expuso el salmantino.