--¿Cómo se encuentra?

--Muy ilusionado, deseando terminar la temporada como la empecé, con éxitos, para salir al año que viene con mucha fuerza.

-- ¿Puede explicarnos las causas de su triunfo esta temporada?

--Creo que hay que tener en cuenta las condiciones de cada uno, porque aquí nadie regala nada, pero además he mantenido el desafío con capacidad para asumir el compromiso que tenía y he puesto esfuerzo y mucha ilusión. Además, hago lo que me gusta y lo valoro de una manera positiva. A la hora de entrenar lo hago solo y le añado mucho ejercicio, y toreo mucho con la muleta, que es fundamental para hacer luego las cosas, en la plaza con naturalidad.

--¿La base de su toreo puede ser la quietud?

--Sí, porque sobre esa base se produce la emoción. Pero puedo decir que mi objetivo es torear bien y hacer el toreo de las grandes figuras. Y para eso hay que pisar ese sitio.

--Sí pero allí pueden llegar muchas cornadas

--Sí, convivo con esa idea y la tengo muy asumida. He de pagar el tributo, pero de momento lo asumo, sé que va a llegar y me preparo para ello porque sé todo lo que conlleva querer ser figura del toreo.

--¿Dicen de usted que se parece a José Tomás?

--Creo que puede haber algo de similitud en el concepto, pero no en la forma. Si que tenemos un concepto o una idea igual o muy parecida, porque a los dos nos ha preparado la misma persona. Pero la forma es diferente porque somos dos personas distintas.

--¿Madrid ha sido la plaza que le ha dado todo?

--Sí. Principalmente fue la plaza que me lanzó, pero también podría haber llegado en otro momento. Pero si no hubiera continuado triunfando, todo hubiera sido como un sueño. Luego he seguido triunfando en otras plazas y eso es lo que te mantiene en liza. Para ser figura hay que triunfar todas las tardes y tener regularidad en los éxitos y en los toros cuajados.

--¿Ha cambiado mucho el novillero que hemos conocido en Zaragoza al matador de esta tarde?--He cambiado y he evolucionado mucho más. La forma de pensar ahora es distinta. Antes no tenía claro ni el camino ni el arma que he utilizado para evolucionar.--¿Cuál es ese arma?--La verdad, eso quiero hacer todas la tardes con los toros. Ir con la verdad, ponerte en el sitio en el que el toro tenga opciones de ganar. Torear de una forma pura y no ir a la plaza simplemente a matar dos toros, sino transmitir al tendido, todo lo que siento, para que se entregue.