La Feria General de Zaragoza obtuvo un notable éxito de público en el día del Pilar, ya que, según la organización, se registró "la mejor afluencia que se ha obtenido nunca el día del Pilar". En una jornada que estuvo marcada por las celebraciones en el centro de la ciudad, que acapararon gran parte de la atención de los zaragozanos, la muestra se convirtió en "una importante segunda opción a actos con tanto tirón popular como la ofrenda".

Por la tarde se observó una mayor presencia de visitantes en las instalaciones de la Feria de Muestras, ya que fueron poblando, paulatinamente, los ocho pabellones de exposición. La llegada no presentó ninguna complicación en los accesos, ya que este año se han habilitado cuatro puntos de entrada que ayer sirvieron para evitar las retenciones y las incómodas esperas.

En el interior, pabellones como el de la Ciencia, el de las Fuerzas Armadas o Aratur fueron los puntos más frecuentados por los visitantes de todas las edades, que acudieron a curiosear las novedades que incorporan en esta edición. Al margen de todos ellos, el pabellón 8 fue un lugar de paso indispensable, como cada edición, para los más pequeños, que pudieron divertirse con las atracciones y juegos mientras los adultos daban buena cuenta de los stands de alimentación.

Los talleres y los espectáculos siguen siendo el principal reclamo para atraer al público infantil y adulto. En este sentido, el pabellón de la Ciencia obtuvo los mejores frutos, especialmente con el taller de arqueología y el planetario. La participación y el entretenimiento fueron acompañados por un intento por familiarizar en todos los áreas a los asistentes, con temas tan variados como la Expo, la Ciudad del Motor, el ejército o los talleres científicos.

Una de las grandes sorpresas de esta edición es, sin duda, el espacio de las Fuerzas Armadas, una amplia exposición, coordinada por el Ministerio de Defensa, que ofrece, para la organización, "un primer contacto con una profesión desconocida para muchos". Las principales compañías terrestres y aéreas se encuentran representadas en un área de exhibición que cuenta con el helicóptero Puma, que cumple este año su 50 aniversario, y el carro de combate Centauro, el más importante de la Brigada de Caballería Castillejos II, como principales focos de atención para grandes y pequeños. Además, desde hoy hasta el domingo, añaden un ingrediente más a su contenido, "un globo aerostático que la gente tendrá la oportunidad de probar dentro del pabellón".

Por su parte, Aratur ha recibido una excelente acogida por parte del público desde que el pasado miércoles quedara inaugurado. Incluso la organización ya ha manifestado su intención de repetir su presencia en la edición del 2007. Las propuestas que ofrece el turismo en Aragón y en otras comunidades españolas se están dando a conocer a los visitantes de una forma más amplia y concentrada, lo que permitió, en sus primeras 48 horas de vida en la Feria General, que muchas personas se acercaran a informarse a los stands e incluso a hacer las primeras reservas en este nuevo punto de encuentro en Zaragoza, aunque aseguran que "el fin de semana creemos que se dará todavía un mejor resultado".

Por otra parte, el pabellón 4 también reunió a multitud de curiosos ayer en torno a los stands de información institucional, sobre todo en lo referente a la Expo. El salón del automóvil, la exposición de mobiliario y el espacio de La Fauna de los Reptiles completaron un día de intensa actividad para los miles de visitantes que se pasaron por la Feria de Muestras de Zaragoza.