SALVADOR GARCÍA CEBADA, PROPIETARIO DE LA GANADERÍA CEBADA GAGO, UNA DE LAS QUE MEJOR JUEGO ESTÁN DANDO EN LAS ÚLTIMAS TEMPORADAS.

Es una de las ganaderías que mejor juego están dando en las últimas temporadas. Sus productos son del agrado de los aficionados por el juego durante la lidia y la presentación. El año pasado ganó el trofeo a la mejor ganadería de la Feria del Pilar.

--¿Cómo viene la corrida de hoy?

--Es una corrida de toros que, en cuanto a presentación, está mucho más igualada que la del año pasado y, sobre el papel, tiene muy buena nota. Habrá un hermano del quinto toro del año pasado, que fue el premiado, y que es el número 96 de los que se lidien.

--¿Vamos, que viene dispuesto a rematar la temporada en el Pilar?

--La verdad es que sí porque hemos llevado un año muy bueno y nos han dado muchos premios. En Navarra, el de la mejor corrida de toda la comunidad, por la de los sanfermines, al igual que en la feria de Santander. En San Sebastián y Bilbao también ganamos el premio al mejor toro. Asimismo, en las novilladas, hemos tenido triunfos en Calasparra y en Algemesí. Hemos tenido una temporada buena y ahora lo que hace falta es que en la última tarde no se rompa la racha.

--Los ganaderos siempre dicen que lo mejor está en el campo.

--Sí, sí pero el año pasado dejamos el listón muy alto y de los seis toros de Zaragoza, a cinco se les pudieron hacer cosas.

--Llevan varios años como una de las ganaderías más regulares.

--Sí, además con lo de la lengua azul, la verdad es que al no dejarnos lidiar en Francia, donde todos los años íbamos seis o siete tardes, los éxitos han tenido mucha más repercusión porque de los festejos de Francia es mas difícil que tanto la prensa como los aficionados españoles se enteren.

--¿Está conforme con que a su ganadería se le llame torista?

--Si a la ganadería que se mueve se le llama torista, pues la nuestra lo será. Pero son toros que se mueven con clase, con nobleza y con embestidas muy favorables, aunque hay que hacerles las cosas bien.

--Las figuras no son muy partidarias de matar sus toros

--Hombre creo que el toro parado no les molesta a los toreros. El que les molesta es el que va y viene, embiste con fuerza y no hay que dudarle. En la fiesta tiene que haber emoción y que el toro se mueva, para que el aficionado no se aburra, porque entonces si se aburre el público, se va y no vuelve. Con cada corrida tenemos que buscar la emoción con calidad.

--Y eso, ¿cómo lo consiguen?

--Con una selección muy rigurosa. Nosotros no aprobamos una vaca que no esté en el tipo de la casa.

--¿Y cuál es el tipo?

--El que da Carlos Núñez y Juan Pedro, que no son toros grandes, pero si astifinos. Eso nos da buen resultado, y que cada vaca cumpla en el caballo y en la muleta. La vaca o el semental que no están en el tipo ya pueden tener una nota excelente que no las aprobamos.

--¿Deben tener muchos animales para poder hacer una selección tan exigente?

--Sí, entre 30 y 40 sementales, y unas 450 vacas con los dos hierros, porque también tenemos un hierro de segunda que es casi igual.

--¿Cuántas corridas de toros han lidiado este año?

--Con la de Zaragoza serán doce, y para Zaragoza tenemos nueve toros apartados, confiando en que no haya ningún problema, por lo menos, hay siete. Porque los toros se pelean mucho entre ellos, se pegan o se lesionan. Este año se nos han echado a perder siete u ocho toros y además hay que estar pendiente de ellos todo un año, observarlos en el campo, para que no salga ninguno con defectos en la vista o con cualquier otro problema, que en el campo si que se ve, si los observas.

--¿Y qué porcentaje se queda como toros de cada camada?

--Normalmente un 25%, porque la mitad suelen ser machos y la otra mitad hembras. Luego también lidiamos de novillos con y sin picadores, sin contar los que se estropean en el campo.

--Un deseo para esta tarde

--Que los aficionados no esperen lo del año pasado porque la corrida será distinta, es otra. La del año pasado embistieron cinco de seis. Y además que en los toros tiene que haber variedad, buenos, malos, mansos. De todo.