“Cada vez que me ves cruzo la pared”

¿Te imaginas a Cristina Rosenvinge con un micrófono en la mano al ritmo del pop indie ochentero, verdad? Pero quizá lo que no sabías es que la cantautora española, de 58 años, se encuentra en el sector sénior que ya utiliza las nuevas tecnologías casi para todo, se preocupa por el futuro de nuestro planeta y ha viajado alguna que otra vez por ocio en los últimos años. Estos, a grosso modo, son algunos de los hábitos y preocupaciones de los 16 millones de españoles sénior mayores de 55 años que han protagonizado el estudio elaborado por la Fundación MAPFRE en colaboración con Google.
Texto: Mayte Lozano

Y es que los datos del Barómetro del consumidor sénior estipulan un mayor consumo digital, mayor preocupación por la sostenibilidad y cierta incertidumbre económica de cara al futuro, pero quizá algunos datos te sorprendan. Alejar los clichés para permitir conocer sus hábitos es el objetivo de este tercer Barómetro consecutivo que se ha realizado en los últimos años, bajo el neologismo ageingnomics. En este último, de los 16 millones de personas españolas de más de 55 años, el 54% son mujeres y el 46% restante son hombres.

Adiós a la zona de confort

En datos económicos se estima que de los 16 millones, 4 millones son sénior activos; 3.600.000 están trabajando, casi un millón son autónomos, 100.000 son emprendedores y 300.000 son directores activos. Sin embargo, según dicho informe un 55% de los encuestados responde de manera negativa a la pregunta de si se sienten tranquilos con respecto a la situación económica actual. Para Jesús García Fernández, consultor, formador, divulgador y autor del libro “Yo soy Silver” con los cambios de los modelos productivos que aseguran la economía circular y el cuidado del medio ambiente y, con la inminente llegada de la Inteligencia Artificial, es complicado sentirse seguro. Para ello, el escritor asegura que el cambio tiene que darse desde dentro: “Si abandonamos la zona de confort, nos preparamos para los cambios y los aceptamos”.

¿Prolongar la llegada
de la jubilación?

Puede sonar a broma la pregunta, o no. Lo que está claro es que solo una de cada diez personas desea alargar su vida laboral más allá de la edad de jubilación. Existe, eso sí, un mayor interés en esta prolongación entre las personas con edad más avanzada o con mayor nivel de estudios.

¿Es posible ahorrar y ser solidario?

Menos de la mitad de la población española sénior consigue ahorrar a final de mes. Tres de cada diez ahorran hasta un 10%, mientras que el 44% lo hace entre un 11% y un 30%. A su vez, seis de cada diez afirman que han prestado ayuda económica a personas de su entorno y García Fernández lo traduce en una valoración positiva: “Una generación muy solidaria con su entorno y comprometida con los demás, algo que más que preocupar me alegra”. Así, la percepción de la evolución del apoyo económico a futuro no cambia entre los españoles, ya que un 51% de los encuestados considera que la situación de su entorno se mantendrá igual.

Jesús García Fernández, consultor, formador, divulgador y autor del libro “Yo soy Silver”. Jesús García Fernández, consultor, formador, divulgador y autor del libro “Yo soy Silver”.

La vivienda representa el gasto mayor

Como afirma la conocida psicóloga Silvia Congost la salud mental es siempre lo más importante. Sin embargo, entre los gastos de la población española, la salud emocional representa solo el 30% y disciplinas como la meditación tan solo un 13%. ¿Es esto un problema? El escritor opina que “es improbable que una persona desempeñe muy bien su profesión si a nivel personal está en crisis, por lo que el primer paso es conseguir el equilibrio interior que nada tiene que ver con la reivindicación profesional”.

Si nos preguntamos dónde se invierte más dinero la respuesta es clara: la vivienda representa el 46% del total, mientras que los alimentos y las bebidas no alcohólicas ocupan un 39%. Más abajo quedan gastos como la sanidad, el transporte, la enseñanza o la tecnología. De hecho, un 81% cree no poder restringir su gasto en sanidad o vivienda (84%) sin rebajar su calidad de vida. ¿Deberíamos alarmarnos? García Fernández lo tiene claro. Y es que para él lo más importante es “ser consciente que lo que realmente tenemos en nuestra vida somos nosotros mismos, por lo que nuestra salud, nuestro cuerpo, nuestra mente es lo más importante”.

En base a esto, un 72% de los españoles responden que cuidan de su alimentación para mantener una buena salud, un 61% pasa revisiones médicas constantes, un 56% realiza ejercicio físico y un 51% respeta las horas de sueño.

Todos vivimos influenciados

Influencers como el perfil de @mispapelicos, que cuenta con más de 300.000 seguidores en Instagram, es un ejemplo más sobre como la digitalización entre la población sénior cada vez es más una realidad. Y una realidad demandada. Según datos de Comscore, un 70% de la población mayor de 55 años está conectada a internet.

La influencer malagueña @mispapelicos que cuenta con más de 300.000 seguidores. La influencer malagueña @mispapelicos que cuenta con más de 300.000 seguidores.


Sin embargo, aunque el uso de las nuevas redes sociales esté en auge no se encuentran entre las favoritas. Gmail, YouTube, Google Maps y Facebook son las más demandadas, mientras que Instagram, Amazon, Spotify o WhatsApp se encuentran por debajo.

Ahora que Google es la primera fuente que consultamos a tan solo un clic sabemos que con internet tenemos alcance a todo. Es por esto que los españoles, cada vez más, realizan consultas del banco, trámites de la Administración pública o compras a través de la pantalla. Esto llega incluso al ámbito de la medicina donde las consultas telemáticas han aumentado: uno de cada dos ya las ha utilizado.

Un mundo verde más consciente

En materia de sostenibilidad y a pesar de las acciones de concienciación que se imparten en los colegios e institutos, según datos que corrobora Google, los jóvenes están menos sensibilizados con el medio ambiente que los adultos de mediana edad. “Como humanista considero que la sostenibilidad es una prioridad en nuestra sociedad para dejar a nuestros hijos un mundo mejor”, aclara el escritor.

Viajar es para todo el mundo

Los viajes son la excusa perfecta para desconectar. Sin embargo, suponen un problema: el coste. Ésta es la principal barrera o preocupación que se presenta ante los españoles senior, aunque incluso así, el 72% tiene previsto realizar algún viaje a lo largo del próximo año.

En cuanto al alojamiento, el hotel es la opción más demandada, seguida de la vivienda de algún familiar o amigo y la opción de un apartamento o pensión.

Ahora que ya conoces todos los secretos, cada vez que repitas un hábito, siéntase libre de cruzar la pared para lograr salir de tu zona de confort, como aconseja Jesús García Fernández.

Descárgate el Barómetro del consumidor sénior.