Grupos de pacifistas italianos bloquearon ayer el recorrido de un tren con armamento para la base estadounidense de Camp Derby, en Livorno. El primero de los 26 convoyes previstos tardó 12 horas en cumplir un trayecto de apenas seis. Los reiterados cortes de las vías fueron secundados por el principal sindicato ferroviario, que anunció su intención de boicotear "los trenes de la muerte".

La semana pasada, grupos de pacifistas ya protagonizaron otras protestas contra la guerra en Irak, como el bloqueo del abastecimiento de alimentos a la base militar de Padua y la ocupación del aeropuerto de Ciampino.