La proposición no de ley que presentará el PP en el Congreso "respalda plenamente el tenaz esfuerzo diplomático del Gobierno" y entiende que el borrador de resolución que ha presentado en la ONU responde a los objetivos de incrementar la presión sobre Sadam Husein para conseguir su desarme pacífico, conscientes de que su trayectoria durante los últimos años "no permite cifrar muchas esperanzas en la sinceridad de las intenciones del Gobierno de Irak".

La proposición de la oposición dice que "carece de justificación" la propuesta de una segunda resolución en el Consejo de Seguridad, y que ésta causa "grave daño" a los intereses de la política exterior española. Por ello, insta al Gobierno "a que rectifique su posición" en dicho órgano de las Naciones Unidas y que apueste por "una solución pacífica, mediante la implantación de un programa de inspecciones reforzadas" dando más medios a los inspectores.