A MITAD DE SU MANDATO, tres años después de haber acabado con 71 años de Gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el presidente mexicano, Vicente Fox, se enfrenta hoy a un barómetro electoral marcado por la desilusión. La abstención es la que se vislumbra como gran ganadora de cara a la renovación de los 500 escaños de la Cámara de Diputados, los gobernadores de seis estados y los alcaldes de una tercera parte del país. T. C.