El Ministerio español de Asuntos Exteriores desaconsejó ayer los viajes a Arabia Saudí "salvo en casos excepcionales", y llamó a los españoles que se encuentren o deban ir a ese país a que mantengan "un cierto nivel de alerta", pues persisten "los riesgos de ataques terroristas contra objetivos occidentales".

El ministerio pide a los españoles que se mantengan vigilantes "en casa, en el coche, en las ciudades y al viajar por el país". Recomienda adoptar un "perfil bajo y evitar llamar la atención con una actitud que puede ser considerada no conforme a las tradiciones locales".