Berlín Los hombres se han rebelado muchas veces contra los dioses, y de eso trata Idomeneo, la primera gran ópera de Mozart. En ella, Idomeneo, rey de Creta, promete al dios Neptuno la cabeza de la primera persona que salga a recibirle si este le permite sobrevivir a una tormenta en el mar y puede regresar a la isla tras la guerra de Troya. El hombre que sale a su encuentro es su hijo Poseidón. La versión más conocida de la ópera es la de Gianbattista Varesco, que se estrenó en 1781.El director Hans Neuenfels agregó, en marzo del 2003, otras tres cabezas: las de Jesucristo, Buda y Mahoma (fotos). El autor cuestiona la sumisión de los hombres a los dioses y propone un mundo sin divinidades para alcanzar la paz. La obra fue representada durante 12 meses (2003-2004) en Berlín sin ningún problema. J. CORACHÁN