BILL RAMMELL, secretario de Estado de Educación del Gobierno laborista, dijo ayer que apoya a las universidades que han prohibido a las mujeres islámicas ir cubiertas a clase. Según Rammell, es "incómodo" dictar clases cuando hay alumnas con la cara cubierta. Rammell dio así nuevos bríos a la polémica desatada por las declaraciones del exministro de Exteriores, Jack Straw, quien dijo que el velo dificulta las relaciones entre comunidades. REUTERS