El Gobierno libanés se comprometió ayer ante el ministro de Defensa español, José Antonio Alonso, a impedir que Hizbulá se rearme y ejerza la violencia contra la Fuerza Interina de las Naciones Unidas para el Líbano (FINUL), misión en la que participa España. Alonso ha viajado al Líbano con la intención de visitar hoy a los 800 soldados españoles desplegados en este país árabe. Ayer se reunió con el primer ministro libanés, Fuad Siniora, y su ministro de Defensa, Elias Murr, para "perfilar las relaciones" entre ambos ejércitos y conocer de primera mano cómo se desarrolla el alto el fuego entre la guerrilla Hizbulá e Israel, según aclaró Alonso al término de ambas reuniones.

El ministro explicó que el Gobierno libanés "tiene órdenes explícitas de no tolerar ningún comportamiento indeseable para las fuerzas armadas desplegadas al sur del país", en la frontera con Israel. Sin embargo, hasta ayer mismo el Ejecutivo de Siniora había mantenido una actitud un tanto tibia en relación a este compromiso.

Alonso consiguió que tanto el primer ministro como el titular de Defensa libaneses se comprometieran a "no permitir que haya violencia de Hizbulá en la zona" en la que están desplegadas las tropas de la ONU. "El Gobierno del Líbano ha sido absolutamente explícito en el sentido de que no tolerará que existan armas en la zona", reiteró. El ministro anunció además que las tropas españolas ayudarán al Ejecutivo libanés en este cometido.

Alonso también ofreció a Beirut "cualquier apoyo que pueda necesitar", tanto de equipamiento como de formación, para sus soldados. Aun así, apuntó que el Líbano es un país "desarrollado y viable desde el punto de vista de la financiación".

DESPLIEGUE CONTROLADO El ministro dijo abiertamente que, por el momento, "la situación está tranquila y el despliegue de las tropas se ha realizado sin mayores contratiempos", y mostró su confianza en que la misión de la ONU cumpla su objetivo: devolver el control del sur del país a las autoridades libanesas.

Antes de partir hacia el país árabe, con una hora de retraso porque el avión en el que viajaba tuvo un problema técnico, Alonso se refirió a las reglas de enfrentamiento que deben seguir los soldados españoles. El ministro no confirmó ni desmintió la información publicada ayer por el El País, que señalaba que la ONU ha autorizado por primera vez a las tropas españolas a defenderse de manera "preventiva". Es decir, antes de que el atacante abra fuego.

Alonso explicó que los grupos parlamentarios han sido informados de estas pautas de conducta, "necesarias" para cumplir la misión. Solo garantizó que las reglas de enfrentamiento "permiten la autodefensa en cualquiera de sus vertientes".