VARIOS MISILES LANZADOS ayer por la mañana por helicópteros israelís acabaron con la vida de siete palestinos, al parecer militantes de Hamás, y causaron numerosos heridos. Por la tarde, el enfrentamiento se cobró otra víctima, ya que un miliciano de un grupo armado ligado al movimiento Al Fatá murió en un ataque aéreo contra un coche.