EL GOBIERNO DE JARTUM firmó ayer un acuerdo con el Frente del Este, una coalición que agrupa a diversos movimientos rebeldes con poca actividad durante los últimos años. El acuerdo alcanzado tras cinco meses de negociaciones, que incluye un reparto de la ayuda, los recursos naturales y el poder, se firmó en Esmara, la capital de Eritrea.