LA TITULAR de Cultura, Cecilia Stegoe, anunció ayer su dimisión por haber contratado irregularmente a varias canguros para sus hijos. Su cese se produce solo dos días después de que la ministra de Economía, Maria Borelius, renunciara tras ser acusada de evasión fiscal. El primer ministro, Fredrik Reinfeldt, aseguró que la estabilidad del Ejecutivo no se verá afectado.