La familia del brasileño Jean-Charles de Menezes presentó ayer un recurso contra la decisión de la fiscalía británica de no presentar cargos contra los policías que le dispararon siete veces en la cabeza el 22 de julio del 2005 en el metro de Londres. El pasado julio, la fiscalía británica anunció que presentaría cargos contra la Policía Metropolitana de Londres y no contra los autores de los disparos. Los agentes confundieron al electricista brasileño con un terrorista en un incidente dos semanas después del 7-J.