UN INFORME de la policía alemana cifra en un 20% el incremento de los delitos vinculados a la extrema derecha (insultos racistas, posesión de símbolos nazis, actos violentos...). El informe dice que de enero a agosto del 2006 se han registrado hasta 8.000 infracciones de este tipo.