LAS TROPAS ISRAELÍS mataron ayer a cuatro palestinos en una nueva incursión en la franja de Gaza. Con tanques, el Ejército se internó en Rafá para descubrir túneles utilizados para introducir explosivos desde Egipto. Uno de los muertos era miliciano de Hamás y estaba implicado en el secuestro de un soldado israelí.