Casi dos años y medio después de ordenar la retirada de tropas de Irak, Zapatero se refirió ayer a la dramática situación del país árabe. Se mostró a favor de un "cambio de estrategia", aunque reservó esa iniciativa para la ONU. "Quiero expresar de manera clara que las cosas han ido mal para la comunidad internacional, para los ciudadanos de Irak y para Oriente Próximo", dijo.