Kandahar. -- Entre 50 y 80 civiles perecieron el pasado martes a consecuencia de una operación de la OTAN en el distrito de Panjwayi, en la provincia de Kandahar (sur de Afganistán), según han informado fuentes oficiales afganas. La Alianza ha admitido contar con "informaciones verosímiles" sobre la muerte de un número indeterminado de personas no combatientes a consecuencia de la acción de sus fuerzas militares.Un miembro del Consejo Provincial, Bismallah Afghanmal, ha asegurado que entre 80 y 85 civiles fallecieron el pasado martes en los enfrentamientos, mientras que un vecino de la zona, Karim Jan, ha hablado de entre 60 y 70 muertos. Por su parte, un responsable gubernamental que no ha querido revelar su nombre ha informado de al menos 60 víctimas, número que algunos medios locales rebajan al medio centenar.La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN anunció ayer que sus fuerzas mataron a 48 milicianos en los enfrentamientos del martes en Panjwayi, e indicó que tenía "informaciones creíbles" sobre víctimas civiles, aunque solo precisó la cifra de cuatro heridos. Según un portavoz de la ISAF, Luke Knittig, la operación pretendía acabar con insurgentes que están perjudicando los esfuerzos de desarrollo en la región. Los soldados usaron disparos de mortero y de artillería, y apoyo aéreo. El dirigente local Afghanmal ha dicho que los combatientes talibanes entraron en casas de civiles, que fueron objetivo de las fuerzas de la Alianza.