Mientras el Parlamento federal (Bundestag) condenaba ayer enérgicamente la profanación de un cadáver por un grupo de soldados alemanes destacados en el 2003 en Afganistán, la televisión alemana RTL anunció que ha recibido un vídeo, con fecha del 11 de marzo del 2004, que muestra ultrajes similares. En estas nuevas imágenes, más recientes que las fotografías publicadas en el Bild Zeiung, figura un soldado posando delante de un vehículo de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán con un cráneo en sus manos, según la RTL.Este anuncio se produjo el mismo día a que el Parlamento condenó el comportamiento de los implicados en las fotos --que ayer pasaron de ser seis a siete--. Todos los grupos se mostraron indignados, aunque subrayaron que se trata de un hecho aislado. El ministro de Defensa, Franz-Josef Jung, recalcó que de los militares implicados en el escándalo "cuatro ya no se encuentran en el Ejército y los restantes tendrán que cargar con las consecuencias".Mientras, el Gobierno afgano se mostró "profundamente triste" por la publicación de las fotos y condenó la profanación de los cadáveres por ir "en contra de los valores del islam y de las tradiciones afganas".