El juez chileno Alejandro Solís procesó ayer al dictador Augusto Pinochet por secuestros y torturas cometidos en el centro de detención de la dictadura Villa Grimaldi y ordenó su arresto domiciliario, según fuentes judiciales de Santiago. El dictador ya se encuentra en arresto domiciliario por otras causas.

Solís ha instruido un sumario que incluye 36 secuestros, un homicidio y 23 casos de tortura ocurridos en Villa Grimaldi. La inmunidad que disfrutaba el general en su condición de antiguo presidente de Chile fue oficialmente retirada por el Tribunal Supremo el pasado 4 de octubre, precisamente por su implicación en estos hechos. El juez tenía intención de anunciar su decisión el lunes. Pinochet, que cumplirá 91 años en noviembre, ha perdido su inmunidad varias veces.

Villa Grimaldi, una acomodada residencia de ancianos, fue utilizado por la DINA (policía secreta de la dictadura) como centro de detención entre 1973 y 1978. La presidenta chilena, Michelle Bachelet, y su madre, Ángela Jeria, fueron detenidas y torturadas en este centro en 1975. Su padre, el general de Aviación Alberto Bachelet, leal al presidente Salvador Allende, murió en 1974 tras ser torturado.