EN UN INUSUAL acercamiento al impacto de la ocupación israelí en la vida de los palestinos de a pie, la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, visitó la cuna de Jesús. Apeló al "poder curativo y reconciliador" de la fe para "superar diferencias y aparcar agravios", y prometió ayudar a mejorar la vida de los palestinos.