El jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, celebró ayer el acuerdo al que llegaron los Veintisiete contra el cambio climático y se felicitó por el impacto que esa decisión puede tener en las empresas de energías renovables, sector en el que las firmas españolas están viviendo un auténtico boom, con la energía eólica a la cabeza.

Zapatero elogió el acuerdo alcanzado en el Consejo Europeo para reducir las emisiones de gases en un 20% en el 2020, un paso que considera "fundamental" para que Europa lidere el camino para conseguir un mundo más limpio. El presidente español se siente satisfecho de que la Unión Europea haya hecho una apuesta difícil en un contexto de crisis internacional, para aprovechar, según su opinión, "el cambio de filosofía" que se está viviendo en algunos países emergentes, sensibles con el equilibrio medioambiental, y la victoria del demócrata Barack Obama en EEUU, que defendió la lucha contra el cambio climático en su campaña.

"Es un acuerdo con sentido económico, medioambiental y ético, y es justo porque supone un reparto equilibrado de los esfuerzos económicos entre los estados", dijo Zapatero. En el año 2020, un 20% de los recursos energéticos de España deberá proceder de fuentes renovables ya que, en el 2005, partía del 8,7%. El prorrateo entre los 27 países miembros ha tenido en cuenta ese punto de salida. Luxemburgo, por ejemplo, que en el 2005 solo tenía un 0,9% de sus recursos energéticos de procedencia verde, deberá alcanzar el 11% en el 2020.

Respecto a la reducción de CO2, a la Administración española le corresponde conseguir que sea del 10% en los ámbitos de agricultura, transporte, vivienda y servicios, que son los sectores que no participan en el sistema de subastas de derechos de emisión que afecta al sector industrial. Los países más pobres de Europa, en cambio, podrán aumentar las emisiones. Es el caso de Bulgaria, con el 20%, y Rumanía, el 19%.

FINANCIACIÓN PARA LAS PYMES En el otro gran dosier que se ha tratado durante este Consejo Europeo, la crisis económica, Zapatero explicó en rueda de prensa que, durante la cena del jueves, le pidió al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y al presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, que "busquen fórmulas" para garantizar que la liquidez que los gobiernos de todo el mundo han puesto en manos de las entidades bancarias llegue a las familias y a las pymes.