Al menos cinco personas murieron hoy y otras once resultaron heridas en varios ataques registrados en distintas zonas de Irak, informaron a Efe fuentes de los servicios de seguridad. Las fuentes explicaron que un jefe de la milicia progubernamental Consejos de Salvación, identificado como Amer Laheg, perdió la vida por el estallido de una bomba lapa colocada en su coche por desconocidos, en el área de Al Karma, ubicada a unos 50 kilómetros al oeste de Bagdad. En la explosión también resultó herida una mujer que viajaba con el miliciano en el automóvil, indicaron las fuentes. También en Al Karma, un supuesto terrorista falleció por la detonación de un artefacto explosivo que intentó instalar en las proximidades de una cafetería. Por otro lado, un policía murió y otro sufrió heridas en un ataque perpetrado por un grupo armado contra un puesto de control en la zona de Bab al Tub, ubicado en el centro de la ciudad de Mosul, a unos 400 kilómetros al norte de Bagdad. En otro suceso, la explosión de una bomba al paso de una patrulla militar en el barrio de Al Masaref, ubicado en el este de Mosul, causó la muerte de un soldado iraquí. Además, un civil falleció y otros seis resultaron heridos por la detonación de un artefacto tras el paso de una patrulla militar iraquí en el área de Al Intisar, situado en el suroeste de esa misma ciudad. El estallido causó daños en varias tiendas cercanas al lugar del atentado, señalaron las fuentes. Asimismo, en el barrio de Al Mansur, situado en el oeste de Bagdad, dos soldados y un policía sufrieron heridas en un ataque lanzado por desconocidos desde un coche en marcha contra un puesto de control.