La alta representante para la Unión Europea, Catherine Ashton, ha dejado claro hoy que los Veintisiete no reconocen la legalidad de las elecciones en la región georgiana de Abjasia ni tampoco, en consecuencia, la legitimidad de su vencedor, Alexander Ankvab. "Quiero reiterar que la UE no reconoce el marco constitucional ni legal en que han tenido lugar las elecciones", ha señalado Ashton a través de un comunicado. La jefa de la diplomacia europea ha enfatizado su "apoyo a la integridad territorial y la soberanía de Georgia, tal y como reconoce el derecho Internacional".

En este sentido, ha pedido que prosigan las discusiones iniciadas en Ginebra para "asegurar la estabilidad y seguridad de la región". Alexandr Ankvab, presidente en funciones de Abjasia, se proclamó hoy vencedor de las elecciones presidenciales anticipadas celebradas ayer en esa región separatista georgiana. De acuerdo a los datos difundidos por la Comisión Electoral Central (CEC), Ankvab obtuvo el 54,86 % de votos, con lo cual no será necesaria una segunda ronda de votación.

Abjasia, república bañada por el mar Negro, convocó los comicios presidenciales debido a la muerte repentina del artífice de su independencia, Serguéi Bagapsh, que falleció a finales de mayo en una clínica en Moscú. Tras la invasión de Georgia por las tropas rusas en 2008, Moscú reconoció la independencia de Abjasia. Posteriormente Nicaragua, Venezuela y el atolón de Nauru siguieron a Rusia en el reconocimiento de la independencia de Abjasia.