El régimen sirio ha facilitado ya detalles sobre sus armas químicas a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), el organismo respaldado por la ONU que controlará la eliminación del arsenal químico de Damasco.

"Hemos recibido parte de los datos a verificar y esperamos más", indicó una portavoz de la OPAQ, que a principios de la semana que viene espera tener toda la información para lanzar una operación rápida de desarme y evitar un ataque de EEUU contra Siria.