Un periodista turco y militante proderechos humanos, Nuh Köklü, ha sido asesinado este martes por la noche en Estambul por un comerciante que le reprochó haber tirado una bola de nieve contra su establecimiento, según han informado los medios locales.

Aprovechando la fuerte nevada caída sobre la metrópolis turca, la víctima estaba jugando con un grupo de amigos a lanzarse bolas de nieve en un barrio de la parte asiática de la ciudad. Una de las bolas impactó en el escaparate de un comercio de especias, provocando la ira de su propietario, que salió del establecimiento y le apuñaló con un cuchillo en el corazón, según la agencia de prensa Dogan.

Los familiares de la víctima han denunciado el homicidio como un "crimen de odio", ya que el grupo había participado anteriormente en el mismo barrio en una manifestación de protesta contra un controvertido proyecto de ley del Gobierno islamista-conservador del presidente Recep Tayyip Erdogan, para dotar de más poderes a la policía.

Los encendidos debates sobre este texto legal provocaron en la noche del martes una violenta pelea en la Asamblea nacional turca, durante la cual resultaron heridos cinco diputados de la oposición.