El Gobierno de EEUU está dispuesto a permitir la venta a sus aliados de drones de uso militar capaces de disparar misiles, un instrumento que se está convirtiendo en la herramienta principal en la lucha contra el terrorismo. Así lo ha anunciado el diario 'The Washington Post', que señala que actualmente solo EEUU, Israel y China disponían de drones de ese tipo.

Hasta ahora, EEU solo le vendía esas aeronaves militares no tripuladas a Gran Bretaña. Según el rotativo, la presión de las empresas estadounidenses de armamento sobre la Administración de Barack Obama ha sido clave para que se de luz verde a esa exportación, que se estima que puede alcanzar un volumen de negocio de 6.000 millones de dólares. El diario señala que países como Turquía o Italia ya han expresado su deseo de adquirir esos drones.

USO INTENSIVO

"Esa tecnología ha llegado para quedarse. Nos beneficia que algunos de nuestros aliados estén equipados adecuadamente", han afirmado fuentes del Departamento de Estado.

EEUU lleva años haciendo un uso intensivo de drones armados con misiles en lugares como Yemen, Pakistán o Afganistán, donde los utiliza para matar a líderes terroristas, aunque en ocasiones esos bombardeos han causado decenas de víctimas civiles. La última víctima de los drones fue el mulá Abdul Rauf, un exlider talibán que se había convertido en el representante en Afganistán del Estado Islámico.